maneras sugeridas
Inicio maneras sugeridas El Mantra Ciclos Lunares Reciba el mantra Recitar el mantra Lugares recitación Enlaces

 

Sugerencias para ofrecer

el Mantra del Buda de la Medicina.

 

 

Hay muchas maneras de ofrecer la gracia del Buda de la Medicina. Podéis elegir una o varias de las sugerencias que se indican más abajo o crear vuestra propia ofrenda.   

 

1. Tomad asiento en posición meditativa y concentraos dulcemente en vuestra intención mientras cantáis el Mantra del Buda de la Medicina repetidas veces en múltiplos de siete. Siete es el número propio del Buda de la Medicina. 

 

2. Dedicad vuestro primer mantra al UNIVERSO o a todos los seres sensibles, antes de centrar la atención en un grupo o en una persona particular.

 

3. Crea un Altar del Buda de la Medicina.

Imprimid o escribid los nombres para quienes estáis pidiendo las bendiciones. Poned los nombres encima del altar enfrente de la imagen del Buda de la Medicina y encended una vela votiva. Cantad el mantra al altar y a la llama. Dejad que la vela se consuma sola. Guardad los nombres escritos y a final del mes lunar o más tarde, cogedlos y quemadlos o enterradlos en un jardín. Podéis también guardarlos y llevarlos a la India (o a vuestro grupo local) para quemarlos en una Ceremonia de Fuego Sagrado de la Buda de la Medicina.        

 

4. Puede que queráis formar un grupo de gente para cantar el Mantra del Buda de la Medicina para bendiciones curativas. Incluso un grupo pequeño de dos o tres personas puede ser estupendo.

 

Tened en cuenta que la curación se manifiesta de varias maneras. Algunas son muy obvias y otras no lo son en absoluto.

Por ello, cantar este mantra, “svaha” es una expresión muy importante que entrega los resultados a lo Divino.   

El Mantra del Buda de la Medicina

Sugerencias de Oración.

La sinceridad con la que rezamos refuerza nuestra oración,
así como cuando oramos de Corazón.

La expresión del rezo puede manifestarse de innumerables maneras.
Atreveos a escuchar vuestra intuición y a ser creativos.
Nunca dudéis jamás de vuestro Corazón de Corazones (de vuestra voz interior).

Es muy importante que vuestra oración esté libre de exigencias egoístas.

Preliminares para cualquier tipo de oración:

Centraos con detenimiento en aquello hacia dónde se dirige vuestra oración. 

Visualizad vuestra intención, y no os preocupéis por el resultado de la oración.

El Universo (la Conciencia de Dios) escuchará vuestra oración con Sabiduría Infinita.

Poneos cómodos y disfrutad de verdad de un momento sagrado.

 

Algunas sugerencias para la oración.

1. Podéis utilizar una oración escrita, un mantra, una canción o un poema que tengáis en mucha estima.

Recitar o cantar espontáneamente, cada uno a su manera, puede ser también asombroso.

Recitad o cantad en voz alta o bien susurrando o para vuestros adentros.    

Juntad las manos y rezad, o ponedlas en el corazón.

 2. Encended una vela con sagrada intención. Podéis también encender incienso y hacer un pequeño altar con objetos que os resultan preciosos o que lo son para la persona o la situación por la cual rezáis.     

3. Una vez fuera, con la Luna Llena... musitad la oración hacia el espacio infinito. Sentid el latido del corazón y sincronizadlo con el latido del universo. Intentad que vuestra oración  fluya como la luz de la luna brilla sobre todos los seres.        

4. Pedid una señal: el vuelo de un pájaro.... un sonido... un color... un rayo de sol... puede llamar vuestra atención. Dejad que esa señal transporte la oración.    

5. Usad un tambor como vehículo para trazar vuestras oraciones. Dejad que el sonido del tambor se sienta sin manipular su ritmo. El ritmo “hablará su lenguaje” desde vuestro corazón.

6. Escribid vuestra oración en un pedazo de papel. Encended un fuego y quemadlo. El humo llevará vuestra oración a su justo destino.   

7. Imaginad que estáis sentados encima de una flor de loto... imaginad que la flor está en la cima de una montaña.  Introducid el propósito de la oración en esta imagen. Aspirad profundamente la negatividad –  espirad energía pura y positiva y enfocadla hacia el propósito de vuestra oración. Esta manera de rezar es especialmente poderosa cuando estáis pasando un mal momento con alguien. Haced de esta persona el centro de la alquimia que surge como consecuencia de respirar así.        

8. La gratitud es una cualidad poderosa para abrir el corazón cuando rezamos. Haced una lista de las cosas por las que os sentís agradecidos, y sentid compasión por vuestros errores y por los errores de los demás... y sonreíd. Una sonrisa desde la compasión es muy curativa para todos y conlleva un perdón natural.       

9. Realizad rituales o ceremonias de cualquier tipo siempre y cuando la intención sea una intención de amor. Hacedlo en grupo si queréis, como un círculo de personas que llevan sus oraciones a un fuego central.

Cantad y Bailad... y vuestra oración llegará a todos.

 

Vivamos en Paz, Paz, Paz.